Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:pirateria_aerea

PIRATERÍA AÉREA

La piratería aérea es un delito consistente en la realización de acciones violentas y/o armadas de apresamiento de una aeronave, provocando su aterrizaje urgente u otras operaciones de fuerza similares, con el fin de, atentar contra las personas que se encuentran a bordo, apoderarse del vehículo, exigir un rescate o una determinada pretensión a un gobierno o a otras autoridades de carácter nacional o internacional.

De ahí la represión internacional de estas conductas, la existencia de Convenios en la materia y las elevadas penas previstas, en atención a la gravedad de los hechos y sus consecuencias.

Origen y evolución

Con la expansión de la aviación en el siglo XX, la navegación aérea se vio afectada por actos de piratería aérea como los secuestros y desvíos de ruta, que puso en guardia a la Comunidad internacional. El primer secuestro aéreo tuvo lugar en febrero de 1931 cuando un avión de la Pan Am fue asaltado en el aeropuerto peruano de Arequipa por unos revolucionarios que pretendían llevar mercenarios a otros lugares del país.

A partir de los años 60 el secuestro de aviones se generalizó por todo el mundo. Desde la 2ª GM hasta los años 70 era frecuente que personas deseosas de salir de países comunistas secuestraran el avión en el que viajaban para desviarlo a otro país en busca de asilo político. La Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos contabilizó desde 1931 a 1974 un total de 445 secuestros aéreos.

Actualmente los secuestros aéreos han desaparecido debido a la firma de acuerdos entre los Estados. El Convenio sobre infracciones y ciertos otros actos cometidos a bordo de las aeronaves (Convenio de Tokio de 1963); el Convenio para la represión del apoderamiento ilícito de aeronaves (Convenio de la Haya de 1970); han reforzado la cooperación internacional, así como las medidas de seguridad que se han ido adoptando en los aeropuertos.

Concepto de piratería aérea

El concepto de «pirateria» está íntimamente ligado al límite territorial donde alcanza la jurisdicción de los Estados. Se concibe como un delito contra la Comunidad Internacional y, para evitar zonas sin ley, su persecución queda asegurada por el principio de la justicia universal.

En cuanto a la piratería aérea, el art. 11.1 del Convenio de Tokio establece que «Cuando, mediante violencia o intimidación, una persona cometa a bordo cualquier acto ilícito de apoderamiento, interferencia o ejercicio del control de una aeronave en vuelo, o esté a punto de cometer tales actos, los Estados Contratantes tomaran todas las medidas necesarias para que el legitimo Comandante de la aeronave recupere o conserve el control».

Existen dos situaciones en las que se puede producir legalmente la captura y retención de naves, aeronaves, personas y bienes piratas al objeto de un posterior procesamiento:

-En alta mar, entendiendo por tal «la parte del mar no perteneciente al mar territorial ni a las aguas interiores de un Estado». Es la zona marítima que se encuentra más allá de las 200 millas marinas correspondientes a la ZEE. En esta zona todos los Estados tienen libertad de navegación, de sobrevuelo y de pesca.

-En un lugar no sometido a la jurisdicción de ningún Estado. La cuestión que se plantea es si el sometimiento del lugar a la jurisdicción de un Estado ha de interpretarse como una situación de derecho concordante con la realidad jurídica internacional.

El delito de piratería aérea en la legislación española

La mención explícita de la piratería aérea en el Código Penal español se produce por primera vez a raíz de la reintroducción del delito por Ley Orgánica 5/2010. Hasta entonces la remisión al medio de transporte estaba implícita en el término «piratería» desarrollado en los instrumentos jurídicos internacionales.

El art. 23.4.d) y f) LOPJ hace la diferencia y permite la intervención de la jurisdicción española en los delitos de piratería y de apoderamiento ilícito de aeronaves. Se trata de dos delitos contra el Derecho de gentes: la piratería se encuentra en el Código Penal y el apoderamiento ilícito de aeronave en la Ley Penal y Procesal de la Navegación Aérea (LPPNA) .

El Convenio de Tokio, que se aplica cuando la aeronave está en vuelo sobre la superficie de la alta mar o cualquier otra zona fuera del territorio de cualquier Estado, y el Convenio de La Haya definen el apoderamiento ilícito de aeronave como cualquier acto de ataque o ejercicio indebido de control de la aeronave en vuelo, siempre que el acto sea ilegal y se actúe con fuerza y amenazas.

Se considera que una aeronave está en vuelo desde el momento en que se cierren todas las puertas externas después del embarque hasta el momento en que se abre cualquiera de dichas puertas para el desembarque.

La Ley penal y procesal de la navegación aérea incluye dos tipos que pueden coincidir con actos de piratería:

  1. El art. 39 LPPNA castiga el apoderamiento ilícito de aeronave en circunstancias de lugar y tiempo que imposibiliten la protección de un Estado con pena de reclusión mayor [prisión de 15 a 20 años]. Se eleva la pena de en un grado si la violencia empleada para el apoderamiento pone en peligro de siniestro la aeronave o si se deja a alguna persona sin medios para salvarse.
  2. El art. 40 LPPNA impone las mismas penas en dos supuestos:
    • estando dentro de la aeronave en vuelo apoderarse de ella por medios violentos o facilitar a otros su apoderamiento ilícito;
    • desde el aire, tierra o mar, producir graves daños o el aterrizaje o amerizaje de una aeronave para apoderarse de ella o atentar contra las personas y cosas que se encuentren a bordo.

El art. 40 LPPNA nada dice del lugar de comisión del delito, pero describe actividades que coinciden con las previstas en el delito de piratería. Por tanto, en la resolución del concurso de normas con el delito de piratería habrá que tener en cuenta la situación de la aeronave en el momento en el que se lleva a cabo la actividad delictiva.

Si el lugar de comisión coincide con el mar, los hechos se podrán calificar como piratería aérea del art. 616 ter CP. Si se producen en otro lugar donde no llegue la protección efectiva de un Estado se deberá aplicar el art. 39 LPPNA. Si se realizan en cualquier otro lugar, que no sea el mar o esté fuera de la protección de un Estado, se aplicará el art. 40 LPPNA.

Después de la modificación del Código penal en 2010, en el caso de la piratería aérea, se produce un concurso de leyes entre el art. 39 LPPNA y el art. 616 ter CP siendo de aplicación preferente el primero por disponer una mayor pena a tenor de lo establecido en el art. 8.4.ª CP y el artículo 23 f) LOPJ.

Por tanto y en cumplimiento del citado precepto sólo serán competentes los Tribunales españoles para la represión del apoderamiento ilícito de aeronaves, en los siguientes casos:

  • Cuando el delito haya sido cometido por un ciudadano español.
  • Cuando el delito se haya cometido contra una aeronave que navegue con matrícula española.

Bibliografía y webgrafía

Marín Castán, F.: «El tratamiento jurídico de la piratería en el ordenamiento jurídico español», Documento Marco del Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE) N.º 02/2011

Rodríguez Núñez, A.: «El nuevo delito de piratería. Breves reflexiones», en Álvarez García, F. J. (coord.): Libro homenaje al Profesor Luis Rodríguez Ramos, ed. Tirant lo Blanch, 2013, pp. 883 ss.

http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:revistaDerechoPenalyCriminologia-2013-x-1-7050/Delito_pirateria.pdf

http://guiasjuridicas.wolterskluwer.es/Content/Documento.aspx?params=H4sIAAAAAAAEAMtMSbF1jTAAAUMjIwtTtbLUouLM_DxbIwMDCwNzAwuQQGZapUt-ckhlQaptWmJOcSoApOLrQTUAAAA=WKE

https://es.euronews.com/tag/pirateria-aerea

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1964-21509

Sarah Denisa Berce.

/home/lefisadmin/public_html/lefispedia/data/pages/es/pirateria_aerea.txt · Última modificación: 2018/11/29 00:18 por lefispedia