Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:pedofilia

Pedofilia:

  1. Definición.
  2. Rasgos del Pedófilo.
  3. Causas de la Pedofilia.
  4. Tratamiento del Pedófilo.
  5. Pedofilia e Internet.
  6. Regulación Jurídica.

1. Definición.

La pedofilia o paidofilia es un desvío de índole sexual. Consiste en una conducta íntima donde el placer se obtiene mediante una actividad distinta a la relación sexual, basada en la excitación o el placer sexual que se obtiene a través de actividades o fantasías sexuales con niños. El termino pedofilia tiene origen griego, proviene de la palabra paidophilia, que se compone por páis-paidós que significa niño, y filía, amistad.

2. Rasgos del pedófilo.

Un pedófilo se caracteriza por tener dificultad para crear relaciones de intimidad, son inseguros, introvertidos, tienen baja autoestima, suelen presentar ansiedad y alguna alteración cognitiva, afectiva y en su comportamiento, ya que por ejemplo no son personas capaces de mantener una relación sexual entre iguales. Para calificar a una persona de pedófilo, hay que destacar fundamentalmente lo siguiente: Por un lado la experimentación que presenta el individuo que sufre el trastorno sexual, dicha experimentación suele prorrogarse durante un periodo de al menos 6 meses, en dicha etapa el pedófilo presenta sus trastornos en forma de impulsos sexuales o fantasías, los cuales llegan incluso al punto de provocarle ansiedad, y por otro lado, presentan una necesidad de actividad sexual cuyo fin es llevarla a cabo con niños o preadolescentes. La pedofilia consistía en la excitación bien con actividades o fantasías sexuales con niños, por lo que dicho pedófilo ha de presentar una diferencia de edad respecto del menor, el mínimo suele situarse en 5 años.

3. Causas de la pedofilia.

Hay que tener en cuenta que para determinar el origen, es decir, las causas que llevan a una persona a padecer este desvío sexual, no se produce un consenso entre los especialistas. Para unos su origen guarda relación por un lado, con sentimientos de inferioridad asi como con la incapacidad de establecer relaciones sociales y sexuales. Por otro lado también se vincula a los posibles abusos sexuales sufridos por el abusador durante su infancia y con la enseñanza de conductas extremas hacia la sexualidad. Esto se conoce como la hipótesis del abusador abusado, que sostiene que hay más probabilidades de que una persona se convierta en pedófilo si durante su infancia sufrió abusos, esto puede deberse a que la procedencia de hogares desestructurados donde hay una gran carencia de lazos afectivos y predominaba la violencia.

Otros autores sopesan que dicha parafilia deviene de una permanente indagación del propio periodo infantil por parte del abusador el cual presenta gran interés, idealizando el cuerpo y la belleza de esa etapa y además intentan recordar el tratamiento que respecto a estos aspectos recibieron de pequeños.

Además de esto, las personas pedófilas no solo ven satisfecho su placer en las vulneraciones y prohibiciones que conllevan sus actos y preferencias, sino que también encuentran satisfacción en aquellas tareas relacionadas con el contacto con los menores.

Finalmente se hace alusión a la posibilidad de la existencia de trastornos de personalidad como factores importantes que pudiesen dar lugar a deficiencias en el control de los impulsos y en la imagen personal, tanto por una educación sexual negativa y culpabilizadora como por unos modelos familiares inadecuados.

4. Tratamiento del pedófilo.

Las terapias que se asignan a los pedofilos por lo general suelen ser las mismas que se emplean con los pacientes que presenten tratamientos de carácter psicológico y farmacológico. Desde el punto de vista psicológico, algunos estiman útil una aproximación analítica, es decir, la exploración del inconsciente para comprender por qué se ha creado en la infancia y luego ha arraigado esta inclinación sexual. Otros, en cambio, prefieren trabajar con una terapia conductual, cuyo objeto es inducir un cambio en los gustos y costumbres. Algunos otros consideran eficaces sólo las terapias a base de fármacos, los cuales tienden a intentar reducir el impulso sexual durante el periodo de administración del mismo, con el fin de reorientar este impulso hacia formas aceptables. El principal problema que presenta el tratamiento de los pedófilos es que estos no suelen colaborar. Solo son una minoría los que aceptan ser tratados. Muchos otros llegan hasta el punto de reivindicar, ya sea privada o públicamente, la legitimidad de sus relaciones con menores sobre la base de que solo pueden considerarse como abusos cuando media la violencia y también es frecuente que recurran a justificarse señalando que el menor tiene la suficiente capacidad para decidir.

5. Pedofilia e Internet.

Los pedofilos entre ellos suelen intercambiarse información para lograr su principal finalidad, así como suministrarse documentos pornográficos, y compartir conocimientos sobre la seguridad de internet con la intención de que sean difícilmente localizables además de materiales porno. En la actualidad las redes sociales han cobrado una gran importancia en este asunto, ya que son utilizadas como vía de contacto entre los pedófilos con sus víctimas, engañando sobre su edad, obteniendo sus teléfonos, y en muchos casos presionando al menor para que este se desnude frente a su web cam. Sin embargo otros pedófilos utilizan internet con el fin de expresar y difundir sus ideas sobre el asunto, argumentando que ellos no son abusadores, ya que no usan la violencia con los menores Con la aparición de Internet, algunos pedófilos han expresado y difundido más o menos públicamente sus pensamientos al respecto, reivindicando la licitud de sus acercamientos y sosteniendo que no deben ser identificados con abusadores, en tanto que no fuerzan o usan nunca la violencia para relacionarse con los menores. Contrariamente a la opinión de los investigadores del tema, psicólogos, psicoanalistas, psiquiatras, asistentes sociales y todas las organizaciones que trabajan con las víctimas, los pedófilos afirman que los niños están capacitados tanto para elegir estas relaciones como para rechazarlas.

6. Regulación Jurídica.

Con la aprobación de la Ley Orgánica 5/2012, de 22 de Junio, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de Noviembre relativa al Código Penal, se añade un capitulo que supone una novedad que consiste en la incorporación del capitulo II bis, relacionado con los abusos y agresiones sexuales a menores de trece años.

/home/lefisadmin/public_html/lefispedia/data/pages/es/pedofilia.txt · Última modificación: 2017/03/21 11:18 (editor externo)