Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:paro_estructural

INTRODUCCION

Para comprender mejor lo que significa “desempleo estructural” hay que primero comprender como funcionan algunos aspectos del mercado de trabajo.

El mercado de trabajo va a determinar tanto el precio del trabajo (salario) como la cantidad de trabajo (empleo). El mercado se equilibra en el punto en que el salario y el nivel de empleo son tales que la cantidad de trabajo ofrecida por los trabajadores es igual a la cantidad demandada por las empresas.

En un famoso artículo escrito a principios de los años noventa, Steven Davis y John Haltiwanger subrayaron la importancia de lo que llamaron creación de empleo y destrucción de empleo o “flujos brutos” para comprender el mercado de trabajo. Todos los meses se crean y se destruyen grandes cantidades de puestos de trabajo como parte del carácter dinámico normal de las economías, esto origina un paro friccional que va a existir incluso en un mercado de trabajo que funcione fluidamente cuando los trabajadores cambian de empleo.

Este desempleo friccional junto con el desempleo estructural forman lo que se denomina “tasa natural de paro” que es la tasa de paro que habría en la economía si esta no experimentara ni expansiones ni recesiones. Este concepto equivale empíricamente para una economía real dad a la tasa de paro no aceleradora de la inflación (NAIRU) que es la tasa de paro de una economía que es compatible con el mantenimiento estable de una tasa de inflación, a partir del nivel de esta tasa, una reducción en la misma provoca tensiones en los precios y una inflación alcista.

Por otro lado, tenemos el concepto del paro cíclico que esta relacionado con las fluctuaciones que se producen en la economía a través de expansiones y recesiones. Así que, a modo de resumen de esta introducción podemos decir que la tasa efectiva de paro se compone de la suma del paro cíclico y del paro natural, el cual se compone a su vez de dos conceptos, el de paro friccional y el de paro estructural.

CONCEPTO DE DESEMPLEO ESTRUCTURAL

El desempleo es el volumen de personas que desean trabajar y no encuentran un puesto de trabajo. Como contraposición a estas personas que desean trabajar se encuentran las empresas que tienen puestos de trabajo que cubrir, a los que se les llama vacantes.

En relación con estas definiciones podemos distinguir dos tipos de situaciones en el mercado de trabajo:

• El número de vacantes es inferior al número de desempleados, lo que va a originar que se racionalice el empleo y un número de esos parados se vea forzosamente excluido del mercado laboral.

• El número de vacantes es igual al número de desempleados, esta situación no es sinónimo de ausencia de paro, puede haber paro, y este paro se explicaría por la existencia de problemas en el funcionamiento del mercado laboral, lo que significa que esta situación podría resolverse aplicando unas medidas específicas en el mercado laboral.

En esta última situación se comprenden los ya vistos conceptos de paro friccional y paro estructural, así que me voy a centrar únicamente en el segundo.

El paro estructural se da en los supuestos en que hay suficientes vacantes para dar empleo a todas las personas en paro pero no pueden cubrirse por el hecho de que no coinciden las características de las personas en paro con los puestos a cubrir.

En los años noventa el paro estructural era el principal problema socioeconómico de las sociedades industriales avanzadas. En 1994 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico dedicaba al análisis, tratamiento y diagnóstico de este fenómeno su “ Estudio de la OCDE sobre el empleo” cuyas primeras líneas eran: “El paro estructural aparece cuando existe un desfase entre las presiones a las que las economías se ven sometidas para adaptarse al cambio y la capacidad de estas últimas para responder.” A modo de ejemplo en la España de 1996, los economistas se esforzaban por calcular con la mayor exactitud la tasa natural de desempleo correspondiente a cada una de las economías nacionales y las organizaciones sindicales reivindicaban con energía el reparto del trabajo como la única estrategia coherente para combatir un paro estructural derivado de una oferta de empleos irremediablemente escasa.

CAUSAS

Esta situación de desempleo estructural puede tener diferentes causas, aquí voy a explicar las más comunes:

• Importantes cambios tecnológicos: Los cambios tecnológicos alteran la estructura de las ocupaciones. Las empresas demandan personas que tengan conocimientos para utilizar esas nuevas tecnologías pero a los trabajadores todavía no les ha dado tiempo de adaptarse y de formarse en el manejo de esas nuevas tecnologías.

• Nivel educativo: Está íntimamente relacionado con la causa anterior y se está dando en la época actual, gran parte del desempleo se produce entre personas que trabajan en la industria y que carecían de un elevado nivel educativo, mientras que los nuevos empleos se crean en actividades de servicios que exigen individuos con un alto nivel educativo.

• Experiencia profesional: El desempleo predominantemente se da entre personas sin experiencia profesional mientras que las empresas necesitan personas expertas. La solución a este tipo de desempleo estructural estaría en la promoción de políticas de recualificación, formación y orientación a las personas sin empleo.

• La versión particular de este concreto se relaciona con la ausencia de una correlación espacial entre el lugar de residencia de los desempleados y las áreas geográficas que crean empleo.

POSIBLES SOLUCIONES

• Reorganización del mercado de trabajo: Por un lado se pide que se abarate el despido y se flexibilice la contratación de manera que sea fácil y barato para las empresas el contratar y dejar ir empleados según las circunstancias económicas de la empresa lo requieran. La otra reforma del mercado de trabajo que se está pidiendo es la descentralización de las negociaciones colectivas de los salarios, de forma que estos dejen de estar indexados con la inflación y reflejen mejor las necesidades de las empresas. Aunque en mi opinión esta solución no podría ser adecuada para España, porque lo que pasa en España es que tiene un problema de competitividad que habría que solucionar antes de ponerse a hacer reformas laborales.

• Estimulación del consumo y de los gastos de Administraciones Públicas.

• Promoción de políticas de recualificación, formación y orientación a las personas sin empleo.

ENLACES EXTERNOS

Mercado de trabajo –> http://www.sepe.es/contenido/observatorio/

OCDE –> http://www.oecd.org/

LORENA CASTRO MUR

/home/lefisadmin/public_html/lefispedia/data/pages/es/paro_estructural.txt · Última modificación: 2017/03/21 11:18 (editor externo)