Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:negocios_electronicos

Negocio electrónico o e-business, (acrónimo del idioma inglés electronic y business), se refiere al conjunto de actividades y prácticas de gestión empresariales resultantes de la incorporación a los negocios de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) generales y particularmente de Internet, así como a la nueva configuración descentralizada de las organizaciones y su adaptación a las características de la nueva economía. El e-business, que surgió a mediados de la década de los años 1990, ha supuesto un notable cambio en el enfoque tradicional del capital y del trabajo, pilares fundamentales de la empresa, y en sus prácticas productivas y organizacionales. Las actividades que ponen en contacto clientes, proveedores y socios como la mercadotecnia y ventas, la producción y logística, gestión y finanzas tienen lugar en el e-business dentro de redes informáticas que permiten a su vez una descentralización en líneas de negocio. El e-bussiness es un concepto general que abarca a su vez términos particulares como el e-commerce, con el que a veces es confundido, e-payment, e-logistics, front-and-back-office entre otros, y que comprende el uso de tecnologías EDI, CRM o ERP, así como la adopción de formas o modelos de negocio en red como B2B o B2C, y su integración mediante nuevas actividades estratégicas como Business Intelligence o Knowledge Management. Los negocios electrónicos, también conocidos como “e-business”, pueden definirse como la utilización de tecnologías de información y comunicación (TIC) para brindar apoyo a todas las actividades de las empresas. El comercio constituye el intercambio de productos y servicios entre empresas, grupos e individuos y, por tanto, puede considerarse como una de las actividades esenciales de cualquier negocio. Por lo tanto, los negocios electrónicos o el comercio electrónico se centran en el uso de las TIC a fin de mejorar las relaciones de la empresa con individuos, grupos y otras empresas. Los métodos utilizados en los e-business permiten conectar los sistemas de tratamiento de datos de las empresas de manera más eficiente y flexible, para trabajar más estrechamente con sus proveedores y socios, y para satisfacer mejor las necesidades y expectativas de sus clientes. En la práctica, los negocios electrónicos son algo más que comercio electrónico. Mientras que el negocio electrónico se refiere a un enfoque más estratégico, con énfasis en las funciones que se producen utilizando recursos electrónicos, el comercio electrónico es una rama de la estrategia de negocio electrónico. El comercio electrónico pretende añadir fuentes de ingresos mediante la Web o Internet para construir y mejorar las relaciones con los clientes y los asociados y mejorar la eficiencia utilizando diversas estrategias. A menudo, el comercio electrónico consiste en la aplicación de sistemas de gestión de conocimientos, es decir, el uso de experiencias previas para mejorar el funcionamiento. Los e-business consisten en una serie de procesos empresariales que están unidos como una cadena: compra electrónica y la gestión de la cadena de suministro, órdenes de procesamiento electrónico, la gestión de servicio al cliente, y la cooperación entre socios comerciales. Existe una serie de estándares técnicos para facilitar los negocios electrónicos en el intercambio de datos entre empresas. Hay varios tipos de software y servicios en Internet que permiten el intercambio de procesos de negocio entre empresas. Al iniciar un negocio en internet, lo primero que se debe hacer es establecer un plan de negocios que cumpla con ciertos requisitos y satisfaga tus expectativas. Un plan de negocios se puede definir como la organización de los productos, servicios y flujos de información, y la fuente de ingresos y beneficios para el negocio, los proveedores y los clientes. El concepto de plan de negocios online es el mismo, pero utilizados en la Web.

A partir de 1995 – el año en el cual se establece el inicio de la formidable explotación comercial de la World Wide Web, la cual evidentemente se prolonga hasta nuestros días -, los gobiernos de los países con mayor presencia en la red comenzaron a considerar el impacto que tendrían las tecnologías asociadas a Internet en distintos sectores de la sociedad. A través de ciertos organismos internacionales, los gobiernos sensibles a la importancia del desarrollo de la economía digital, emprendieron acciones específicas contribuir a impulsar de forma ordenada el comercio electrónico. Estos son algunos de los organismos internacionales que ejercen algunas regulaciones sobre Internet y Comercio Electrónico: la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI- WIPO); la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI – UNCITRAL); la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE- OECD); el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA),; y la Cámara de Comercio Internacional (CCI - ICC).

Cuantas más vías tengamos para comercializar nuestros productos, cuanta más audiencia potencial pueda acceder a ellos, más posibilidades tendremos de venderlos. eBay es una de las plataformas de comercio electrónico más populares de internet. Permite la compra y venta de productos tanto a particulares como a empresas, y para estas últimas dispone además de algunas herramientas interesantes, tanto por precio como por las oportunidades que nos ofrecen. Creo que siempre será más adecuado disponer de nuestra propia tienda electrónica, por imagen y funcionalidad, sobre todo teniendo en cuenta que el coste de ponerla en marcha no es excesivo y existen incluso programas de subvenciones para lograrlo (otro cantar es el coste en horas de trabajo y los cambios organizativos en la empresa que supone optar por esta alternativa). Sin embargo, contar con eBay como escaparate suplementario es una buena idea. El servicio cuenta con 180 millones de clientes registrados. Desde la Central de Empresas de eBay puedes recibir información sobre cómo vender más, acceder a documentación sobre cómo gestionar la tienda, la mejor forma de destacar tus productos y cómo recibir los pagos vía Paypal. Para terminar, el comercio electrónico se considera como una actividad económica más, sujeta por tanto a determinadas obligaciones fiscales y laborales que hay que cumplir, además de ser conscientes de que los clientes pueden provenir de cualquier país y de las implicaciones legales de esta situación

/home/lefisadmin/public_html/lefispedia/data/pages/es/negocios_electronicos.txt · Última modificación: 2017/03/21 11:18 (editor externo)