Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:interpretacion_de_textos_legales

INTERPRETACIÓN DE TEXTOS LEGALES

Según la Real Academia de la Lengua Española la Interpretación “auténtica” es la que de una ley hace el mismo legislador. Y Texto Legal es un enunciado o conjunto coherente de enunciados pertenecientes o relativos a la ley o al derecho.

Otra definición de la Interpretación, menos concisa que la anterior; la Interpretación de textos legales es la exégesis de una norma jurídica con el fin de conocer su verdadero sentido y alcance. Interpretación: es una operación que realiza un profesional del derecho en el ejercicio de cualquier función jurídica típica relativa al estudio de los textos legales con el fin de expresar su contenido (el de los textos legales).

La interpretación de los textos legales puede realizarse atendiendo a diversos métodos, hay distintas clases de interpretaciones de los textos legales.

1. Interpretación Gramatical de un texto legal: lo que se pretenden con este tipo de interpretación es saber que es lo que dice la ley, se atiende al significado de los términos legales. En este caso se trata más bien de un principio legal. 2. Interpretación Histórica de un texto legal: intenta desentrañar el sentido actual de la ley, para lo cuál se realiza un estudio de como se elaboro la ley y de sus precedentes. Este es un método más bien auxiliar dado que por si mismo no aporta soluciones. 3. Interpretación Sistemática de textos legales: pretende conocer el sentido de la norma recurriendo al sistema que ha trazado el legislador. Este es un método algo más fiable dado que es susceptible de ser compartido a través de su demostrabilidad. 4. Interpretación Teleológica de textos legales: lo que se pretende es fijar la finalidad de la norma. Este es un método más inseguro pero más decisivo, sobretodo cuando de trata de cuestiones fundamentales.

Además de estos cuatro métodos “hermenéuticos” de interpretación de un textos legal, existen otros criterios o métodos hermenéuticos de interpretación de textos legales, que aunque no son tan importantes, igualmente han de ser tenidos en cuenta.

– El argumento a contrario: si un texto legal afirma algo debe entenderse que niega lo contrario. – El argumento apagógico o de reducción al absurdo: debe rechazarse toda interpretación de un texto legal que conduzca al absurdo. – El argumento “a fortiori”, que comprende el argumento “a maiore ad minus”: excluido lo mayor con más razón debe entenderse lo menor. – El argumento “a minori ad maius”: excluido lo menos con más razón debe entenderse lo más.

Tras esta exposición detallada de los métodos de interpretación de textos legales conviene citar el artículo 3.I del Código Civil que dice: “Las normas se interpretarán según el sentido propio de sus palabras, en relación con el contexto, los antecedentes históricos y legislativos, y la realidad social del tiempo en que han de ser aplicadas, atendiendo fundamentalmente al espíritu y finalidad de aquéllas”.

Estos métodos de interpretación de textos legales pueden ser abordados desde dos perspectivas diferentes:

1. La voluntad de la ley: desde esta perspectiva lo que se pretende es que lo que se tenga en cuenta cuando se vaya interpretar un texto legal sea el sentido que tiene la ley en el momento en que se va a aplicar, teniendo en cuenta su contexto social y cultural. Se le puede denominar también como voluntad objetiva de la ley. 2. La voluntad del legislador: desde esta perspectiva lo que se pretende es que se tengan en cuenta los propósitos o los objetivos que pretendía alcanzar el legislador cuando dicto esa ley.

La interpretación de los textos legales puede ser además:

1. Interpretaciones restrictiva de textos legales. 2. Interpretación extensiva de textos legales.

En este punto conviene indicar que hay un principio general del derecho que dice que cuando se trate de normas limitativas de la libertad o creadoras de algún tipo de graven, estas deben ser interpretadas de forma restrictiva.

Para concluir con los criterios de interpretación de un texto legal, añadiré que la interpretación de los textos legales puede ser armonizadora o derogatoria, estos tipos de interpretación entran en juego cuando en el ordenamiento jurídico entran en conflicto varios textos legales que se contradicen.

1. Interpretación armonizadora de los textos legales: se trata de optimizar el ordenamiento jurídico para alcanzar postulados de racionalización. 2. Interpretación derogatoria de los textos legales: cuando se produce incompatibilidad entre textos legales para poder descartar uno de ellos hay recurrir a los criterios de jerarquía, criterio cronológico y al criterio de especialidad; estos tres criterios deben aplicarse en ese orden.

La interpretación de los textos legales la pueden realizar el propios legislador, en este caso se denomina interpretación auténtica; también pueden realizarla los jueces o tribunales a través de las sentencias que forman la jurisprudencia o los jurisconsultos, este otro supuesto es el que se refiere a la interpretación doctrinal, es decir la que realizan los teóricos o expertos en la materia.

Para terminar con esta definición de la interpretación de los textos legales añadiré que la interpretación es una actividad hermenéutica, que se trata de una actividad reglada, eso quiere decir que el jurista cuando realiza esta actividad no puede actuar arbitrariamente. Si quiere que su interpretación sea aceptada, debe “justificar” la solución interpretativa propuesta proporcionando argumentos hermenéuticos de peso: utilizando criterios interpretativos aceptados dentro de su cultura jurídica y usándolos bien, esto es, con posibilidades de llegar a convencer.

Como final para este trabajo aportare la opinión de dos autores sobre lo que es para ellos la interpretación jurídica, que acoge un campo un poco más amplio que la interpretación de textos legales. Guillermo Cabañellas considera que la interpretación jurídica es la que pretende descubrir para si mismo o para los demás el verdadero pensamiento del legislador o explicar el sentido de una disposición. Ángel Latorre determina que la interpretación jurídica consiste en determinar el sentido exacto de la norma.

Bibliográfia.

MANUEL CALVO GARCÍA, 1992. Teoría del Derecho. Madrid: Editorial Tecnos (Grupo Anaya, S.A.). Edición revisada y aumentada 2004.

Dirección GUILLEM BURRELL I FLORIÀ. Gran diccionario enciclopédico. Barcelona: Plaza & Janés Editores S.A., 1997.

CÓDIGO CIVIL. 15ªEdición, Septiembre de 2005. Aranzadi.

/home/lefisadmin/public_html/lefispedia/data/pages/es/interpretacion_de_textos_legales.txt · Última modificación: 2017/03/21 11:18 (editor externo)