Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:instruccion

Jorge Sierra Larrosa

INSTRUCCIÓN

CONCEPTO

La instrucción es la capacitación, adiestramiento, adoctrinamiento o desarrollo intelectual que se da a una entidad dada, ya sea una persona, un animal o un dispositivo tecnológico, para que esté/a pueda realizar un tipo de trabajo, que será específico. En el ámbito educativo la encargada de alcanzar esa meta es la escuela. Hay que decir que la instrucción puede darse en un marco de aprendizaje y de educación, o bien puede darse con un objetivo meramente operativo o funcional. Tenemos dos formas de entenderla. Instrucción como producto, que sería la mejora o el perfeccionamiento intelectual; y por otro lado, podemos entender la Instrucción como proceso, en el que lo importante es el modo de aprender, es decir, el cómo se aprende.

ORIGEN DEL TÉRMINO

Etimológicamente la palabra Instrucción viene de un vocablo de origen latino Instruere que significa “construir en”, “meter dentro”, “verificar la mente”.

HISTORIA

Históricamente, este término ha estado vinculado con la escuela. El valor histórico que tenía era el de transferir conocimientos (fácticos y operativos) y competencias, aunque sin olvidar el adoctrinamiento. Es un concepto que siempre ha portado connotaciones demasiado imperativas, esto contribuyó a la disminución paulatina de su uso, llegando incluso a su práctica desaparición en la actualidad (utilizándose básicamente para la transmisión de conocimientos).

SINÓNIMOS

Adiestramiento, iniciación, aleccionamiento y catequesis.

RELACIÓN CON LA EDUCACIÓN

A pesar de que aparentemente, educación e instrucción son dos conceptos antagónicos, hay una relación positiva entre ambos que nos llevaría a considerarlos complementarios, pero no sinónimos ni autónomos. Debido a la gran dificultad que tiene definir los márgenes existentes entre Instrucción y Educación, en ocasiones se habla de ambos indiferenciadamente. Sin embargo, podemos decir que se habla de educación cuando nos referimos a un proceso concientizador y de instrucción cuando se refiere a capacitación. Y como toda instrucción concientiza al individuo, estaríamos hablando de una instrucción educativa. También se puede decir que la educación instruye ya que al concientizar se capacita. Mientras que de educar se ocupan la familia y la sociedad, instruir es la tarea de la escuela. Si tanto la educación como la instrucción sedimentan y se interiorizan en el individuo, estaríamos hablando ya de formación. Para educar se requieren plazos más largos y más difíciles de precisar que los de la instrucción, además la educación es mucho más cara que la instrucción. Por ello, cuando no se dispone de recursos para educar, todo se convierte en instrucción. Hay que decir que el educado es parte activa del proceso educativo, mientras que el que es instruido, solamente recibe y acumula los conocimientos. Para entender mejor esta explicación, vamos a ver una serie de ejemplos de cómo se puede dar una materia de forma educativa o impartirla de un modo instructivo:

  • -La clase de educación física, podría tener como objetivo, el desarrollo físico de los alumnos, o bien, el aprendizaje de los reglamentos de las disciplinas deportivas.
  • -La clase de religión, se puede impartir, intentando inculcar una serie de valores, o bien, poniendo énfasis en los aspectos rituales o históricos.
  • -La clase de química, podría darse, con el objetivo de que el alumno desarrollara ciertas habilidades manuales y capacidades de deducción, o bien, para que memoricen una serie de fórmulas.

FORMACIÓN DE LA EDUCACIÓN: INSTRUCCIÓN + FORMACIÓN DEL CARACTER

La instrucción es una parte del proceso educativo, pero no todo el proceso está formado por la instrucción. La formación educativa, por lo tanto tiene dos partes, instrucción y formación del carácter. Esta formación del carácter consiste en la adquisición por parte del individuo de hábitos intelectuales, afectivos y morales que son imprescindibles para tener un cierto nivel de vida. Y se habla de esta formación, porque sin ella (y sin lo que ella significa) la instrucción sería realmente difícil e inservible.

FORMAS DE INSTRUCCIÓN

La instrucción puede ser tratada como:

  • -Un saber muerto, que consiste en el conocimiento que se adquiere y por no ser integrado en nuestra personalidad se ha olvidado y ha sido rechazado.
  • -Un saber asistemático, con ello nos referimos a las informaciones que se repiten, una y otra vez, tal y como estas fueron entregadas, sin que haya existido como tal una experiencia.
  • -Un saber especializado, que se trata de una determinada información limitada a una pequeña parcela de toda la escala del saber.
  • -Un saber interiorizado, es aquel saber que se asimiló y paso a formar parte del individuo, ya que dicho saber se va a integrar e influirá en su conducta a partir de entonces.

ÁMBITOS EN LOS QUE SE PUEDE HABLAR DE INSTRUCCIÓN

El principal es el ámbito educativo, además dentro de este podemos encontrarnos con una educación formal o con una educación informal. Para que esta instrucción sea posible es necesario que existan dos partes, una sería la parte instructora (la que posee conocimientos y los va a transmitir), mientras que la otra parte sería la instruida (que es la que está dispuesta a recibir la enseñanza). Esta instrucción puede darse en un escenario familiar o en la misma escuela, colegio o en la universidad, pudiéndose dar también en el trabajo (llegando a hablar, incluso, de instrucción jerárquica).

Totalmente diferente es la instrucción tal y como se entiende en el ámbito de la informática, ya que esta se refiere a un conjunto de datos y una serie de informaciones que forman una secuencia establecida, de tal manera que puedan ser interpretadas por el procesador y las ejecute consecuentemente. Tenemos que los diferentes tipos de instrucción para cada ámbito están contemplados en lo que se llamó Arquitectura del Repertorio de Instrucciones o ARI.

PROCEDIMIENTO DE INSTRUCCIÓN DE BRUNER

Jerome Seymour Bruner, psicólogo inglés, presentó un procedimiento para la instrucción ( teoría de la instrucción), que resultó ser muy eficaz.

  • En primer lugar, está la motivación, que se consigue fortaleciendo las predisposiciones para el aprendizaje del estudiante.
  • Además se debe estructurar la información, de manera que, se forme un todo coherente, pudiendo ser captado de forma rápida y eficaz por parte del estudiante.
  • En tercer lugar entra en juego la comprensión, es decir, la ordenación de los materiales que se van a transmitir, con el fin de que aparezcan como una secuencia ordenada.
  • Y por último, hay que determinar los incentivos, premios y castigos que condicionan el proceso de aprendizaje.
/home/lefisadmin/public_html/lefispedia/data/pages/es/instruccion.txt · Última modificación: 2017/03/21 11:18 (editor externo)