Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:energia_termica

Energía Térmica

Se entiende como energía térmica a la fuerza liberada en forma de calor. Esta energía se produce gracias al movimiento de las partículas que constituyen la materia. Así pues, la energía térmica es la resultante de sumar todas las energías mecánicas asociadas a los movimientos de las diferentes partículas que lo componen. Entendiendo como calor la transferencia de energía térmica de un cuerpo a otro debido a una diferencia de temperatura. De esta manera, un cuerpo a baja temperatura producirá menos energía térmica que otro que este a mayor temperatura.

La energía calorífica se puede producir mediante distintas formas como la quema de algún combustible fósil, mediante energía eléctrica por efecto Joule, por rozamiento, fisión nuclear, obtenida de la naturaleza o como residuo de otros procesos mecánicos o químicos.

Los distintos métodos que se utilizan para convertir este calor liberado en energía que nos resulte aprovechable son muy variados y donde principalmente se termina transformando en energía eléctrica, energía mecánica, uso directo del calor o incluso refrigeración por absorción.

Métodos Contaminantes

El método más extendido para la generación de energía es la liberación en forma de calor mediante la combustión de fósiles, el cual es empleado por un ciclo termodinámico convencional para mover un alternador y producir energía eléctrica. A pesar de que esta forma de generar energía es de las más extendidas y más baratas de construir, es necesario tener en cuenta que origina un grave daño al medio ambiente al contribuyendo las centrales termoeléctricas, donde se realiza el proceso de la combustión liberando CO2 y otros emisiones contaminantes. Estos gases son los principales causantes que provocan el efecto invernadero así como la lluvia ácida. Al igual que los motores de automóviles o de aviones que funcionan con la combustión de fósiles.

La energía térmica también se puede aprovechar de un motor térmico, como es el caso de la energía nuclear para la generación de energía eléctrica. Los inconvenientes de este sistema es generación de recursos radiactivos dañinos que deben ser controlados, por no nombrar las atrocidades medioambientales que hicieron en el pasado como utilizan el terreno para derramar desechos sobre él dañándolo irreversiblemente, además de los riesgos de contaminación por accidentes en el uso de los materiales usados o productos derivados.

Métodos no contaminantes

Con el fin de aprovechar la energía procedente de la naturaleza y atendiendo a que este tipo de energía es la más considerada y muy aprovechada, como uno de los recursos más ricos entre las energías renovables, se determinan distintos métodos de producción de energía asociada a la energía térmica.

Una de las aportaciones que hace la naturaleza de manera calorífica, es la que se adquiere del calor del interior de la Tierra obteniendo en la superficie del planeta lo que se entiende como energía geotérmica. Este tipo de energía no es un recurso renovable muy popular a nivel mundial, pero sí muy utilizado. Las ventajas de esta energía son indudables a la par que satisfactorias con los residuos y los ruidos que produce la planta geotérmica, además los recursos geotérmicos son mayores por lo que evitaría la dependencia energética del exterior. Pero las desventajas son bastante determinantes para su uso al no poderse transformar, no encontrarse en todos los lugares o producirse, en ciertos casos, una emisión de ácido sulfhídrico nada agradable al olfato. Alguna otra desventaja es la contaminación térmica que produce este tipo de plantas y el deterioro del paisaje que conlleva crear una planta de este estilo.

Por otro lado obtenemos la energía solar térmica o energía termosolar gracias a la energía del calor del sol, transformándolo gracias al uso de colectores o paneles solares térmicos. El uso principal de esta energía calorífica resulta muy útil para calentar el agua destinada al consumo doméstico (ACS). Aquí la instalación la compone un colector que se encarga de captar los rayos solares gracias a que se hace pasar agua, u otro fluido con características similares, que absorbe el calor. De aquí, y por un circuito primario pasa a un deposito de almacenamiento, de aquí gracias a una bomba y según el uso que requiera pasa a un circuito secundario donde puede entrar en funcionamiento la caldera. El problema que viene ligado es la inversión inicial que requiere, sobretodo si se desea recolectar a gran escala donde se necesitan grandes extensiones de terreno. Además se suele necesitar un método complementario para convertirla en otros tipos de energía, por no mencionar que la radiación solar varía en la mayoría de las zonas.

Bibliografía

/home/lefisadmin/public_html/lefispedia/data/pages/es/energia_termica.txt · Última modificación: 2017/03/21 11:18 (editor externo)