Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


es:acoso_laboral

ACOSO LABORAL

Andrea Izquierdo Fernández

1. Definición de acoso laboral

El acoso laboral (también conocido como acoso moral en el trabajo o mobbing) es la acción de hostigamiento psicológico y moral por parte de una o varias personas cuya finalidad es producir en la víctima una sensación de miedo, desánimo y/o inseguridad en su puesto de trabajo mediante la violencia no justificada. Este conjunto de comportamientos negativos hacia el trabajador víctima del acoso puede producirse tanto dentro como fuera del trabajo pero siempre relacionado con éste último, y también puede dirigirse a una persona situada en un rango laboral inferior, igual o incluso superior.

2. Sujetos implicados

En primer lugar está el acosador, la persona responsable del acoso en el trabajo. Es quien promueve las sensaciones de inseguridad y miedo en el trabajador afectado por el acoso, y este puede ser un sujeto que actúa de manera individual o realizarse en grupo, lo cual suele resultar bastante frecuente. El perfil más común de acosador es aquel que consigue convencer al resto de sus compañeros de actuar en contra de la víctima, aunque no tengan nada que reprocharle de forma personal independientemente.

En segundo lugar, la víctima suele ser una persona que destaque por alguna cualidad que haga crecer en el agresor una sensación de envidia, enfado o inferioridad para que se comporte de esa manera. Dicha cualidad pueden ser sus conocimientos, su inteligencia, su físico, su posición en la empresa, su situación económica, familiar… Afecta a cualquier tipo de trabajador, sobre todo a aquellos más vulnerables o con menor capacidad de integración en la sociedad pero que destacan por su buena disposición en el trabajo, que van perdiendo conforme se agrava el acoso.

Por último, cabría añadir un último grupo entre los sujetos implicados en el acoso laboral, que serían aquellos que no son acosadores pero tampoco víctimas y que, sin embargo, cuando se produce una situación de hostigamiento no actúan, sino que se mantienen en silencio: los observadores imparciales. Esta inactividad no es otra cosa que mostrarse públicamente como cómplice del acosador, y su inactividad ante los actos de acoso son igualmente peligrosos.

3. Características y consecuencias del acoso laboral

El acoso laboral presenta múltiples características que pueden resumirse en dos grupos: acoso físico y psicológico.

En cuanto a la parte física del acoso laboral, este incluye golpes e gritos hacia su persona o la de sus familiares y amigos con el fin de hacerle daño a la víctima. También se incluyen en este apartado los robos o sustracciones de sus objetos personales en el área del trabajo que necesite para sí o para desempeñar sus tareas, así como la destrucción de los mismos.

El acoso laboral psicológico acoso moral es igual de duro que el físico, ya que incluye todo tipo de técnicas para hacer sentir inferior al trabajador. Entre ellas, se encuentra la asignación de tareas demasiado complicadas, fuera de sus atribuciones y tareas rutinarias o humillantes, insultos, críticas y amenazas, trato discriminatorio con respecto al resto del equipo de trabajo, castigos que no proceden, impedir su movilidad dentro de la empresa e incluso ocultarle información relevante.

Podría definirse un tercer grupo de acoso laboral que estaría dirigido a un sector muy concreto dentro de la sociedad: las mujeres jóvenes que tienen intención de ser madres. El acoso contra las mujeres embarazadas suele estar relacionado con el acoso psicológico, ya que conlleva una serie de advertencias y amenazas a la mujer que se plantee o pueda estar planteándose quedarse embarazada en el futuro, ya sea próximo o lejano.

Las consecuencias psicológicas que presenta el trabajador que sufre de acoso laboral son muy variadas. La mayoría están relacionadas con trastornos psicológicos, como enfermedades mentales: depresión, ansiedad, estrés… Otros, sin embargo, son físicos, consecuencia también de los anteriores, como podrían ser la dificultad para conciliar el sueño, fatiga, problemas familiares y sociales, irritabilidad, baja autoestima, etc. En general todos suelen coincidir en la reducción de la motivación del trabajador acosado por acudir a su puesto de trabajo en su día a día.

No hay que perder de vista el hecho de que muchas de las conductas descritas anteriormente forman parte del ilícito penal recogido por el derecho penal en el Código penal español como faltas y delitos de lesiones y/o amenazas, entre otros.

4. Conceptos similares

No debe confundirse el acoso laboral con el estrés, otro concepto parecido pero no igual al acoso laboral. En común tienen los síntomas que presentan quienes los sufren, ya que se encuentran cansados, incómodos en su lugar de trabajo, desmotivados y con una sensación de angustia en general. El estrés y la tensión suelen derivar en comportamientos agresivos e ira.

Otro concepto similar al acoso laboral es el conocido como síndrome del trabajador quemado (en inglés, burnout). Esta patología, también llamada “enfermedad laboral”, se presenta en los trabajadores que se encuentran desgastados por las situaciones laborales en las que se encuentran, de manera que la exigencia que tiene el sujeto es tan alta que genera esta manifestación psicológica. El síndrome del trabajador quemado es bastante común en profesiones como el personal laboral contratado de las administraciones públicas y las del sector educativo (profesores) y sanitario (médicos, enfermeros). En relación a esto último, más de cuatro de cada diez trabajadores médicos en los últimos años aseguraron haber sufrido acoso laboral, siendo la mayoría de ellas mujeres, tal y como indica el IV Estudio sobre la situación laboral de los médicos en España.

5. Cómo solucionar una situación de acoso en el trabajo

Según un estudio de la Asociación contra el Acoso Psicológico y Moral en el Trabajo, el 15% de los trabajadores españoles sufre acoso laboral. Este acoso o mobbing ha crecido en España en los últimos años, según el profesor de la Universidad de Alcalá Iñaki Piñuel, un 40% desde que comenzó la crisis en el año 2008.

Nunca es demasiado tarde para resolver una situación de acoso en el trabajo, aunque sea esta la impresión que tenga la víctima. Las soluciones propuestas para este tipo de hechos suelen ser, en primer lugar, la labor preventiva por parte de las empresas y organizaciones para evitar este tipo de situaciones. Si ya es demasiado tarde y el acoso ha existido y/o sigue existiendo, la mejor alternativa es hablarlo directamente con el agresor, si es factible; comunicarlo a un superior que pueda hacerse cargo o, directamente, acudir al departamento de Recursos Humanos de la empresa.

6. Bibliografía

Libros:

Piñuel, I. (2017). Las 100 claves del mobbing. Madrid: EOS.

Piñuel, I. and García, A. (2015). La evaluación del mobbing. Madrid: SB Editorial.

Informes:

IV Estudio sobre la situación laboral de los médicos en España. (2017).

Estudio sobre el acoso laboral de la Asociación contra el Acoso Psicológico y Moral en el Trabajo. (2017).

Páginas web:

Acat.es. (2017). ¿Qué es el Acoso laboral o Mobbing?. [online] Disponible en: http://www.acat.es/acoso-laboral-mobbing [Fecha de acceso: 26 Nov. 2017].

Es.wikipedia.org. (2017). Acoso laboral. [online] Disponible en: https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Acoso_laboral&oldid=103095104 [Fecha de acceso: 25 Nov. 2017].

G. Portalatín, B. (2017). Más del 43% de los médicos ha sufrido acoso en su centro de trabajo. [online] ELMUNDO. Disponible en: http://www.elmundo.es/salud/2017/02/23/58aedfec468aeb8f0e8b4642.html [Fecha de acceso: 27 Nov. 2017].

MUNERA, I. (2017). Sufres acoso laboral? El 15% de los trabajadores s. [online] ELMUNDO. Disponible en: http://www.elmundo.es/economia/2017/08/04/5983614e268e3ec97a8b4605.html [Fecha de acceso: 27 Nov. 2017].

/home/lefisadmin/public_html/lefispedia/data/pages/es/acoso_laboral.txt · Última modificación: 2017/11/29 22:31 por lefispedia